Reino Unido quiere liderar el mercado mundial de vehículos eléctricos y autónomos

El objetivo es impulsar la economía

5 de julio de 2017

Los planes también van orientados a reducir del esmog

El gobierno británico planea invertir más de €900 millones en tecnologías de autoconducción y en vehículos libres de emisiones para dar un impulso a su economía después de su salida de la Unión Europea. 

Esta tecnología podría hacerle recaudar al Estado €32.000 millones de cara a 2035, según estimó el gobierno. Para cumplir con esa aspiración el ejecutivo deberá:

  • Extender el seguro obligatorio de vehículos para cubrir el uso de vehículos autónomos. 
  • Ponerse como objetivo que casi todos los vehículos y furgones sean libres de emisiones en 2050.
  • Disponer de áreas de servicio en las autopistas y grandes gasolineras para instalar zonas de recarga de vehículos eléctricos.
  • Requerir de un conjunto de normas comunes para los puntos de recarga, de manera que puedan ser utilizadas por todos los automóviles. 
  • Invertir €300 millones en investigación y pruebas de vehículos sin conductor.
Además de ofrecer una nueva fuente de ingresos, los vehículos podrían ayudar a reducir el esmog, un contaminante secundario producto de otros gases.

Mientras, y a pesar de que los vehículos eléctricos sólo representan el 1% de todas las ventas de automóviles en el Reino Unido, el país ha sido uno de los pocos en todo el mundo en tener más de 100 mil vehículos enchufables en las carreteras, de acuerdo con Colin McKerracher, analista de Bloomberg New Energy Finance. 

Fuente: Hibridosyelectricos.com